Sistemas MES / MOM

Beneficios de implementar un sistema MES en tu fábrica

Un sistema MES (Manufacturing Execution System) juega un rol fundamental en el proceso de transformación digital de tu empresa industrial. Sea cual sea el sector al que pertenezca tu negocio, esta solución es clave para obtener información fiable y en tiempo real de todos los procesos de fabricación que tienen lugar en tus plantas de producción.

Muchas empresas industriales aún desconocen los beneficios de implementar un sistema MES (Manufacturing Execution System) en su fábrica para el control de la producción. La mayoría piensa que con el ERP ya tienen todas sus necesidades cubiertas, pero este tipo de plataformas no están especializadas en la gestión de la producción ni trabajan con datos en tiempo real. 

En cambio, un sistema MES planifica y ejecuta las órdenes de fabricación y te indica, en todo momento, cómo puedes mejorar el rendimiento de tu planta de producción y subirte al tren de la mejora continua. En este sentido, se trata de un software que permite a las empresas realizar una gestión inteligente del día a día de su fábrica y, por este motivo, es una herramienta esencial para poder evolucionar hacia la smart factory.

Un sistema MES se basa en datos que se capturan y analizan en tiempo real y, por lo tanto, proporciona indicadores fiables, completos y actualizados para la toma de decisiones. Además, es una solución que garantiza la interoperabilidad con el resto de la infraestructura IT de la fábrica, principalmente con el ERP corporativo. De esta manera, se pueden controlar los diferentes elementos que intervienen en el proceso de producción: máquinas, personas, materias primas, servicios auxiliares, etc.

¿Cómo puede cambiar tu fábrica con la entrada de un sistema MES?

Si alguna vez te has preguntado cuáles son los beneficios de implementar un sistema MES en tu empresa industrial sigue leyendo…

1. Digitalización de los procesos productivos

Uno de los principales motivos por los que las empresas industriales deciden iniciar la búsqueda de un proveedor de sistemas MES es la necesidad de abordar la digitalización de sus procesos productivos en un contexto de fuerte competitividad.

Con la implementación de una solución como Mapex se dice adiós a la obtención de información poco precisa y fidedigna, a los errores humanos y a la aplicación tardía de acciones correctivas. El software da paso a la captura automática de datos fiables en tiempo real, con las ventajas que esto conlleva: conocer en todo momento el estado de los equipos y el avance de las órdenes de fabricación, detectar paros e incidencias para poder reducirlos, estandarizar los procesos, agilizar la toma de decisiones, etc.

2. Visión global e información centralizada en la era de la Industria 4.0

Otro de los problemas más comunes en las empresas industriales es la duplicidad de datos en sistemas fragmentados. De hecho, aquellas fábricas que aún no han evolucionado hacia la smart factory cuentan con equipos que funcionan como islas dentro de la misma planta productiva, factor que no favorece la optimización de los procesos ni el intercambio fluido de información para poder ser más eficientes. 

Con un sistema MES, las compañías pueden obtener una visión global y transparente de lo que sucede en sus plantas de producción. Los datos están centralizados en una única plataforma y se puede acceder a ellos de forma rápida e intuitiva. De esta manera, se evitan errores y se facilita la cooperación entre equipos y departamentos.

3. Mejora continua (Lean 4.0) y mayor control de la producción

Las empresas industriales que no apuestan por la transformación digital ni ven necesario entrar en la rueda de la Industria 4.0, generalmente, tampoco están alineadas con el proceso de mejora continua. No hay que olvidar que es imposible mejorar cualquier proceso si no se dispone de información fiable y en tiempo real sobre este. 

Una de las ventajas más importantes de implementar un sistema MES es empezar a ser capaces de detectar los puntos fuertes y débiles de la fábrica; establecer una estrategia adecuada de mejora continua, y conocer cuál es el verdadero impacto de las acciones correctivas en la productividad y eficiencia de la organización.

4. Aumento de la eficiencia, la productividad y el ahorro en la planta de producción

La demora en la detección de errores es uno de los inconvenientes de no contar con un sistema MES. Esto, a su vez, provoca que la fábrica sea poco eficiente y que la aparición continuada de paros, mermas de producción o no conformidades sea inevitable. Además, a estos desperdicios se le suma el gasto innecesario de papel y las horas destinadas a rellenar documentos.

La gran mayoría de empresas con las que trabajamos han conseguido eliminar el 100% del papel de sus fábricas. Este es uno de los beneficios de implementar un sistema MES, un software que no sólo incrementa la eficiencia en la planta de producción, con una maximización del uso de los activos y una reducción de mermas y desperdicios, sino que también ayuda a aumentar la calidad de la producción y el nivel de satisfacción de los clientes.

Como hemos podido comprobar, implementar un sistema MES es una inversión rentable a corto, medio y largo plazo. Es una solución que aporta mayor visibilidad y transparencia a los procesos de fabricación, favorece el cumplimiento de las regulaciones, implica una reducción de costes operacionales, y mejora la productividad y la calidad.

Más artículos
Business Intelligence: transforma los datos en conocimiento

Business Intelligence: transforma los datos en conocimiento

Las soluciones de Business Intelligence han llegado a la fábrica para quedarse. Gracias a ellas y a su integración con los sistemas MES, las empresas industriales son capaces de mejorar su toma de decisiones y obtener una visión global de su negocio. Las herramientas...

leer más
mapex symbol

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe contenido de valor sobre sistemas MES, transformación digital e Industria 4.0.