Lean Manufacturing

OEE: ¿qué es, cómo se calcula y por qué es tan importante?

El OEE es un indicador imprescindible si tu objetivo es medir la eficiencia productiva de los equipos industriales de tu fábrica. Con el módulo de Producción de Mapex puedes calcular este KPI de forma totalmente fiable y en tiempo real, para avanzar hacia la mejora continua y la Industria 4.0. 

El OEE (siglas de Overall Equipment Effectiveness) es un indicador infalible a la hora de medir la productividad y la eficiencia de todos los procesos de fabricación de cualquier empresa industrial. A través del cálculo del OEE, las organizaciones pueden saber cuáles son sus puntos débiles o posibles ineficiencias e implementar acciones de mejora con mayor agilidad para adaptarse al contexto de la Industria 4.0.

Cuantificar el OEE aporta múltiples ventajas a las compañías. Hablamos de un indicador que les permite descubrir el origen de sus pérdidas de productividad más frecuentes, como los cuellos de botella. Además, les ayuda a aumentar la calidad de su producción y el nivel de satisfacción de sus clientes, ya que detectar de manera ágil los problemas equivale a una reducción de los retrabajos, de las unidades defectuosas y de los tiempos de entrega. 

Por otro lado, se trata de un KPI que adquiere aún más valor si se obtiene automáticamente y sobre la base de información fiable y actualizada en tiempo real. Esto sólo es posible gracias a la implementación de un sistema MES, como el módulo de Producción de Mapex, una herramienta que es capaz de calcular con total exactitud el OEE; que ahorra mucho tiempo y esfuerzo a las empresas en el proceso de recogida de datos, y que proporciona informes para que, desde dirección, se puedan tomar las mejores decisiones.

¿Cómo calcular el OEE?

El OEE es una métrica estándar (utilizada por los principales fabricantes de todo el mundo), escalable y que siempre se calcula teniendo en cuenta tres parámetros: disponibilidad, rendimiento y calidad. Veamos cuál es el significado de cada uno de ellos.

Disponibilidad

La disponibilidad se calcula al dividir el tiempo productivo (o tiempo en el que los equipos han estado funcionando sin paros de ningún tipo) por el tiempo planificado de producción (o disponibilidad teórica). No se incluyen en el tiempo planificado de producción los festivos o cierres de planta o línea, paros por mantenimiento planificado u otras causas equivalentes.

El resultado es la pérdida por paros que se han producido durante la producción, como cambios de formato, averías, faltas de material, etc.

Rendimiento

El rendimiento es el resultado de dividir el tiempo empleado en producir las unidades reales fabricadas (o tiempo productivo, obtenido del cálculo de disponibilidad anterior) entre la producción teórica que se debería haber obtenido en ese tiempo según rendimiento máximo teórico de la máquina o proceso.

El resultado es la pérdida de rendimiento o exceso de tiempo empleado en producir las unidades reales fabricadas.

Calidad

El indicador de calidad se calcula a través de la división del tiempo teórico necesario para producir la cantidad real fabricada (o tiempo productivo, quitando las pérdidas por disponibilidad y rendimiento mencionadas en los puntos anteriores) entre el tiempo teórico necesario para producir la producción OK según rendimiento máximo teórico de la máquina o proceso (o tiempo efectivo).

De esta manera, se obtiene como pérdida el tiempo que se ha invertido en producir las unidades con defectos o rechazadas. 

El indicador final del OEE se extrae de multiplicar los tres indicadores anteriores, dando como resultado la efectividad total de la máquina o proceso, incluyendo todas las pérdidas.

También se puede obtener directamente el OEE sin tener que calcular cada uno de sus indicadores: haciendo la división directa del tiempo efectivo (tiempo teórico de producción de las unidades buenas) entre el tiempo total planificado de producción, según lo explicado en el apartado del rendimiento.

En el siguiente vídeo vemos un ejemplo práctico del cálculo del OEE:

Una métrica ligada a la mejora continua y a la Industria 4.0

Obtener el OEE de un equipo, de una línea de producción o de toda la fábrica es sólo el primer paso para implementar la cultura de la mejora continua en una empresa. Gracias a este indicador, las organizaciones tienen una pista sobre dónde y en qué momento del proceso productivo se manifiestan los problemas de disponibilidad, rendimiento y/o calidad.

Ahora bien, de nada sirve esta métrica si, tras conocerla, no se diseña y ejecuta un plan de mejora para superar el 85% del OEE, porcentaje necesario para alcanzar la conocida como “excelencia en la fabricación” o World Class Manufacturing y meta a largo plazo para un gran número de empresas.

Cuando el OEE aún tiene mucho margen de incremento, se pueden llevar a cabo diferentes acciones correctivas como, por ejemplo:

  • Apostar por el mantenimiento preventivo para reducir las pérdidas de disponibilidad de las máquinas causadas por averías y/o mejorar su rendimiento.
  • Reasignar operarios; reorganizar flujos de materias primas o semielaborados para reducir tiempos de espera u optimizar tiempos de cambios de formato para reducir los paros en el proceso productivo y mejorar así su productividad global.
  • Aplicar planes de control de calidad en el proceso productivo para garantizar que las piezas fabricadas cumplen con los estándares de calidad exigidos por el cliente, reduciendo así costes por rechazos o retrabajos.

El sistema MES, un buen aliado en la optimización del OEE

Una compañía que ya está calculando su OEE de forma manual y es incapaz de rebasar la barrera del 50% debería considerar un sistema MES para apoyar esta medición y realizar un buen seguimiento de su estrategia de acciones correctivas. 

Como hemos mencionado anteriormente, la implementación de esta solución multiplica las posibilidades de mejora continua del OEE: proporciona datos relativos a todos los recursos y ayuda a las empresas a analizar y detectar, de forma más completa y precisa, las áreas problemáticas y las pérdidas de disponibilidad, capacidad productiva y calidad.

Por último, un sistema MES también es de gran utilidad para obtener una visión global del OEE en aquellas empresas que cuentan con más de una planta productiva. Esta es una de las grandes ventajas de implementar el módulo de Producción de Mapex, una plataforma que ofrece indicadores de productividad y eficiencia de cada fábrica, área, máquina y/u operario en tiempo real para aumentar la competitividad y el retorno de la inversión (ROI) de la organización.

Más artículos
Business Intelligence: transforma los datos en conocimiento

Business Intelligence: transforma los datos en conocimiento

Las soluciones de Business Intelligence han llegado a la fábrica para quedarse. Gracias a ellas y a su integración con los sistemas MES, las empresas industriales son capaces de mejorar su toma de decisiones y obtener una visión global de su negocio. Las herramientas...

leer más
Beneficios de implementar un sistema MES en tu fábrica

Beneficios de implementar un sistema MES en tu fábrica

Un sistema MES (Manufacturing Execution System) juega un rol fundamental en el proceso de transformación digital de tu empresa industrial. Sea cual sea el sector al que pertenezca tu negocio, esta solución es clave para obtener información fiable y en tiempo real de...

leer más
mapex symbol

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe contenido de valor sobre sistemas MES, transformación digital e Industria 4.0.