Control Estadístico de Procesos (SPC): la clave para fabricar con cero defectos

La variabilidad en los procesos industriales está detrás de muchos de los problemas de calidad que sufren las empresas manufactureras. Si no se monitoriza correctamente, este fenómeno aumenta las probabilidades de fabricar unidades defectuosas y, como consecuencia, eleva los costes de producción. En este artículo, te explicamos cómo Mapex te ayuda a poner en marcha el Control Estadístico de Procesos (SPC), un conjunto de técnicas muy útiles para detectar y acabar con este tipo de desviaciones.

¿Qué es el Control Estadístico de Procesos?

El Control Estadístico de Procesos (SPC, del inglés Statistical Process Control) es la aplicación de herramientas estadísticas para monitorizar la variación de un proceso o método productivo, detectar desviaciones y anticipar así posibles problemas de calidad. 

Se trata de una estrategia proactiva y preventiva de control de la calidad, a través de la cual las empresas pueden garantizar la estabilidad de sus procesos industriales y cumplir con las especificaciones de sus clientes sin tener que inspeccionar el 100% de la producción.

Las compañías que implementan el SPC toman muestras aleatorias de sus procesos productivos con las que posteriormente elaboran gráficas de control con un valor promedio o línea central y un límite de control superior y otro inferior, calculados según el conjunto de muestras obtenido. 

Gracias a este tipo de gráficos, las empresas pueden ver de forma rápida y visual si la variabilidad del proceso es esperable y está provocada por causas comunes (naturales y constantes a lo largo del tiempo) o si, por el contrario, los valores se han alejado del promedio debido a causas asignables (aleatorias e impredecibles) y es necesario aplicar acciones correctivas cuanto antes.

¿Qué herramientas incorpora Mapex para el Control Estadístico de Procesos?

Mapex incorpora distintas herramientas para el control estadístico de procesos automáticos o mecánicos. Nuestro sistema MES puede generar gráficas de control para analizar tanto los resultados de controles de calidad numéricos recogidos mediante el módulo MapexQM como las variables de proceso obtenidas mediante la Plataforma IoT.

Los resultados de calidad se pueden tomar con una o varias muestras. En función del número de muestras, Mapex usa una tipología concreta de gráfica de control: I-MR para muestras individuales; XBAR-R para subgrupos de muestras de entre 2 y 8 valores, y XBAR-S para subgrupos de muestra de más de 8 valores. 

En los tres casos se fijan unos límites de control, que determinan si el proceso se mantiene estable o no. También se pueden aplicar una serie de condiciones o alarmas para poder detectar en tiempo real o de forma posterior desviaciones no naturales del proceso.

Las herramientas de Mapex para el SPC son muy útiles en entornos de oficina, ya que muestran el valor de los índices Pp y Ppk, enfocados a medir el desempeño del proceso productivo a largo plazo y sobre la base de varias órdenes de fabricación.

Asimismo, los operarios también pueden acceder a los gráficos de análisis SPC de Mapex desde sus pantallas en planta. En este caso, la plataforma les mostrará los valores de los índices de capacidad Cp y Cpk, calculados a partir de los resultados registrados para la orden de producción en curso.

¿Qué beneficios se obtienen al aplicar el Control Estadístico de Procesos?

Gracias a esta herramienta de análisis estadístico, la plataforma Mapex adopta un rol proactivo y es capaz de alertar a operarios y responsables de fábrica cuando los procesos se desvían de su variabilidad natural. 

A continuación, destacamos algunos de los beneficios que se obtienen con la implementación del SPC en las empresas industriales:

  • Mejora de la productividad al hacer predecible el comportamiento de los procesos.
  • Mejora de la calidad al poder reaccionar antes de que aparezcan defectos en la producción.
  • Cumplimiento de las especificaciones y mayor capacidad para lograr estándares de calidad más elevados.
  • Minimización de los costes de producción por una reducción de reprocesos y desperdicios.
  • Aumento de la eficiencia operativa.
  • Mayor optimización de los recursos.
  • Mejora de la capacidad de análisis dentro de la empresa.
  • Impulso del despliegue de la metodología de mejora continua Six Sigma.
  • Aumento del nivel de satisfacción de los clientes y reducción de reclamaciones.

Si ya estás aplicando el Control Estadístico de Procesos en tu compañía y quieres más información sobre las herramientas que incorpora MapexQM para potenciarlo, ponte en contacto con nuestro equipo comercial y solicita una demostración.

Más artículos
mapex symbol

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe contenido de valor sobre sistemas MES, transformación digital e Industria 4.0.