Estandarización de procesos: ¿cómo puede la digitalización ayudarte a alcanzar tus objetivos?

La estandarización de procesos es la piedra angular de cualquier mejora en la industria manufacturera. En este artículo te explicamos en qué consiste esta metodología, cuáles son sus beneficios y cómo puedes utilizar Mapex para implementarla de manera efectiva en tu fábrica.

¿Qué es la estandarización de procesos?

La estandarización de procesos consiste en la unificación de procedimientos, metodologías y operaciones dentro de una compañía con el objetivo de crear un modelo reproducible de trabajo y garantizar los parámetros definidos de calidad y eficiencia.

Es una metodología que consta de dos fases. La primera es la documentación, que implica recopilar datos e ideas del proceso de producción existente. La segunda es la estandarización, es decir, la creación de documentos escritos que servirán de instrucciones de trabajo para un proceso de producción específico.

Para esta última etapa, es importante que analices las debilidades de tu proceso de producción, determines un objetivo de mejora y averigües cómo puedes alcanzarlo.

Una vez has generado las instrucciones de trabajo, asegúrate de que tus empleados tienen fácil acceso a ella. Asimismo, no olvides que la capacitación y la motivación del personal juegan un papel muy importante en el éxito del uso del estándar.    

Beneficios de la estandarización de procesos

Antes de abordar el rol de un sistema MES en la estandarización de procesos, repasemos algunos de sus principales beneficios.

1. Minimización de los problemas de calidad en los procesos de producción

La estandarización según las mejores prácticas predefinidas minimiza el riesgo de fabricar productos defectuosos. Reducir la variabilidad de los procesos hace que las desviaciones y las no conformidades sean menos probables y ayuda a la identificación de la causa raíz de los problemas de calidad.

2. Reducción del tiempo dedicado a la capacitación de la mano de obra

Las instrucciones de trabajo reducen el tiempo dedicado a la capacitación de la mano de obra en la fábrica porque proporcionan procedimientos claros y detallados para realizar tareas específicas, lo que facilita el aprendizaje y la ejecución precisa de las actividades desde el principio.

3. Punto de partida para futuras mejoras

La estandarización de procesos sirve como punto de referencia para futuras mejoras porque establece una base clara y consistente desde la cual se pueden medir y comparar cambios, identificar áreas de mejora y evaluar el impacto de las modificaciones implementadas en el rendimiento general del proceso. Además, es clave para aumentar la confianza de los clientes ante un proceso estable, conocido y repetitivo.

4. Fase previa a la automatización de procesos

Esta metodología crea un marco de referencia que es esencial antes de proceder a la automatización de procesos. 

Automatizar un proceso implica programar tareas específicas para que se ejecuten automáticamente, algo que requiere una comprensión precisa de cada paso del proceso. Sin una estandarización previa, la automatización puede ser ineficaz o incluso contraproducente, ya que se estaría replicando un proceso que podría ser ineficiente o inconsistente.

Sistemas MES para estandarizar procesos de producción en tu planta

Una solución MES como Mapex juega un papel crucial a la hora de gestionar, monitorizar y optimizar las operaciones de producción. Esta plataforma puede ayudarte a sacar el máximo provecho a la estandarización de procesos de diversas maneras:

  • Establecimiento de estándares de producción: un sistema MES permite definir y establecer estándares de producción para cada proceso, incluidos parámetros de calidad, tiempos de ciclo, requisitos de materiales, entre otros. Esto asegura que todos los operarios trabajan de acuerdo con las mismas especificaciones y procedimientos.
  • Documentación de procedimientos: una solución MES facilita la generación y distribución de documentación detallada de procedimientos de trabajo, instrucciones operativas, listas de verificación y otra información relevante en un entorno 100% paperless. Esto garantiza que todos los empleados tienen acceso a la información correcta y actualizada en todo momento.
  • Control de versiones: con un sistema MES, es posible controlar las versiones de procedimientos y documentos relacionados. Esto asegura que siempre se emplean las versiones más recientes y aprobadas en la planta de producción, evitando confusiones o errores debido a información desactualizada.
  • Monitorización en tiempo real de los procesos: una plataforma MES automatiza la captura de datos en tiempo real de las operaciones de producción, lo que permite monitorizar el rendimiento, identificar desviaciones de los estándares y tomar acciones correctivas de manera oportuna.
  • Análisis del rendimiento: a través del análisis de datos históricos y en tiempo real, un sistema MES ayuda a identificar áreas para mejorar procesos, optimizando la eficiencia, reduciendo desperdicios y aumentando la productividad general de la fábrica.
  • Integración con otros sistemas: un sistema MES puede integrarse con otros sistemas como el ERP para compartir información relevante automáticamente, mejorando la coordinación entre diferentes áreas de la empresa y garantizando la consistencia de los datos.

¿Quieres más información sobre cómo podemos ayudarte a impulsar la estandarización de procesos en tu planta de producción? Rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo para aclarar todas tus dudas y resolver tus preguntas.

Más artículos
¿Qué es el sistema Andon y cuáles son sus beneficios?

¿Qué es el sistema Andon y cuáles son sus beneficios?

Si aún no habías oído hablar del sistema Andon, este artículo te interesa. A continuación, te explicamos en qué consiste esta herramienta de comunicación, cuál es su relación con el Lean Manufacturing y cómo puedes incrementar sus beneficios vinculándolo con la...

leer más