¿Cómo justificar la inversión en un sistema MES?

Si aún no tienes claro cuál puede llegar a ser el impacto positivo de la inversión en sistemas MES en la cuenta de resultados de tu empresa industrial, este artículo te interesa. Sigue leyendo para descubrir cómo este software impulsa la reducción de costes y el aumento de los ingresos en las organizaciones.

Cada vez más empresas industriales deciden emprender su camino hacia la transformación digital. Quedarse atrás ya no es una opción si lo que se persigue es ser organizaciones productivas, eficientes y competitivas a largo plazo.

Pese a las grandes ventajas que supone adaptarse con agilidad al contexto actual de Industria 4.0, a algunos ejecutivos de compañías manufactureras les sigue costando tomar decisiones cuando se trata de invertir en tecnología.

De hecho, los sistemas MES son un buen ejemplo si hablamos de soluciones tecnológicas que generan dudas entre los directivos de las empresas. Aunque la mayoría de ellos son conscientes de los beneficios que este tipo de software de automatización industrial trae consigo, el MES suele salir perdiendo cuando compite con otras prioridades de inversión.

Ahora bien, teniendo en cuenta que es una plataforma que ayuda a reducir costes y a aumentar los ingresos, ¿por qué algunas empresas no acaban de ver con buenos ojos la implementación de un sistema MES en sus fábricas?

¿Qué impide una mayor apuesta por los sistemas MES?

Gartner y MESA International intentaron dar respuesta a esta pregunta en 2015. Tras entrevistar a ejecutivos de grandes empresas industriales, su encuesta reveló los principales motivos por los que estos directivos no se atrevían a poner en marcha un sistema MES en sus instalaciones productivas.

Tal y como se puede ver en el gráfico, el mayor obstáculo, en la mitad de los casos, fue que no acababan de ver claro el Retorno de la Inversión (ROI) del proyecto. Se trata de una razón monetaria, que Gartner atribuye sobre todo a la falta de conocimiento sólido del ROI de un sistema MES por parte de los responsables de la toma de decisiones de inversión en estas compañías.

Dicho esto, y viendo la incertidumbre y desconfianza que aún generan los sistemas MES en el departamento financiero de las empresas, en este artículo introducimos de qué manera soluciones como Mapex impulsan la reducción de costes y la mejora de la cuenta de resultados en las organizaciones.

La inversión en sistemas MES para reducir costes

En primer lugar, para justificar en términos económicos cualquier proyecto de implementación de un sistema MES, es importante tener en cuenta aquellos beneficios que conducen a un ahorro de costes en recursos humanos y materiales.

Para empezar, la puesta en marcha de un sistema MES en una fábrica conlleva una reducción del tiempo destinado por parte de los operarios a realizar tareas sin valor añadido, que suman costes extra para la empresa, como la introducción manual de datos; la gestión y el almacenamiento de la documentación en papel, o el reproceso de unidades defectuosas.

Además, un sistema MES ayuda a las empresas a identificar, gestionar y eliminar las no conformidades, reduciendo así los costes asociados a esta problemática: reprocesos, residuos, horas extra, penalizaciones, paros no programados, retiradas de producto, etc.

Por último, el uso de un sistema MES es clave para aumentar la capacidad de producción de las fábricas y potenciar la mejora continua, ya que es una solución que detecta en tiempo real y de forma automática las causas ocultas de las pérdidas de programación, disponibilidad, rendimiento y calidad de las empresas.

Un sistema MES para impulsar las ventas y retener a los mejores clientes

También es interesante ver de qué manera un sistema MES como Mapex repercute en la mejora de la cuenta de resultados en las compañías, como resultado de:

  • Un aumento de la productividad y del rendimiento de los equipos. Está demostrado que esta tipología de software ayuda a las empresas a fabricar más unidades en menos tiempo y a reducir los plazos de entrega.
  • Una mayor capacidad de la organización para retener a los clientes existentes, a través de la mejora de la calidad y de los tiempos de entrega de los productos. No hay que olvidar que siempre es más costoso atraer a nuevos consumidores que fidelizar a los que ya se tienen.   

Como hemos podido comprobar, existen muchas razones por las que implementar un software MES está más que justificado. Aquellas empresas que todavía ponen en cuarentena su utilidad, sólo tienen que examinar con atención sus procesos productivos; detectar las ineficiencias y los errores que les cuestan dinero día tras día, y descubrir qué puede hacer un sistema MES por ellas.

Si tu compañía todavía duda de los beneficios generados por la inversión en sistemas MES, ponte en contacto con nosotros. En Mapex contamos con más de 20 años de experiencia implementando nuestra solución MES en todo tipo de empresas industriales de acuerdo con sus necesidades y objetivos de negocio.

Más artículos
mapex symbol

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe contenido de valor sobre sistemas MES, transformación digital e Industria 4.0.