Kaizen: ¿cómo te ayuda el sistema MES a impulsar la mejora continua?

La mejora continua de los procesos continúa siendo un gran reto para las empresas industriales. Con el objetivo de generar valor añadido para el cliente y eliminar los desperdicios, muchas compañías hacen uso de la metodología Kaizen. A continuación, vemos en qué consiste esta filosofía de trabajo, qué beneficios aporta y cómo puede impulsarse mediante el uso de un sistema MES como Mapex.

¿En qué consiste el método Kaizen?

El método Kaizen es un enfoque que busca formas de mejorar día tras día. En las organizaciones industriales, esta filosofía de trabajo apoya los cambios continuos e incrementales en los procesos productivos para alcanzar la excelencia operacional.

Uno de los pilares fundamentales del Kaizen es la detección, eliminación y prevención sistemática de los diversos tipos de despilfarros que pueden generarse en las empresas y que están relacionados con la sobreproducción, el tiempo de espera, el transporte, los retrabajos, el exceso de inventario, los movimientos innecesarios, los defectos y el talento no utilizado.

Acabar con estos desperdicios equivale a aumentar la productividad, mejorar la calidad y reducir los costes de fabricación. Además, este método no sólo impacta de manera positiva en la cuenta de resultados de las organizaciones, sino que también repercute en el nivel de satisfacción e implicación de las personas que trabajan en la empresa.

Para lograr sus objetivos, el Kaizen se basa en los siguientes cinco principios

  • Conoce a tu cliente: Saber a quién le vendes un producto o servicio es la forma de crear valor. Es fundamental que las empresas identifiquen los intereses de sus clientes para mejorar su experiencia.
  • Déjalo fluir: Todos los miembros de la organización deben propiciar la generación de valor y la eliminación de desperdicios.
  • Ve al Gemba: Este principio está ligado al liderazgo y al seguimiento de la acción, allí donde se está creando valor.
  • Capacita a las personas: Es importante organizar bien a los equipos, establecer objetivos coherentes, y facilitar un sistema y herramientas para alcanzarlos.
  • Sé transparente: El rendimiento y las mejoras deben ser tangibles y visibles, de ahí la importancia de contar con datos reales.

El ciclo PDCA para aplicar la mejora continua

El ciclo PDCA (también conocido como ciclo Deming) es una herramienta Lean que puede utilizarse para aplicar la mejora continua. Estos son sus cuatro pasos:

1. Planifica (Plan)

Esta primera etapa sirve para identificar la oportunidad de mejora. El equipo también debe determinar los recursos que se emplearán, los requisitos de las partes interesadas, las condiciones de ejecución del proyecto y los objetivos finales.

2. Ejecuta (Do)

El siguiente paso consiste en ejecutar las acciones que se han establecido previamente, definiendo responsables y fechas límite. Lo habitual es empezar con una prueba piloto para poder minimizar el riesgo y medir la eficacia del plan antes de desplegarlo a gran escala. 

3. Verifica (Check)

Una vez puesto en marcha, conviene verificar con frecuencia el rendimiento del plan sobre la base de datos fiables.

4. Actúa (Act)

Por último, las mejoras que han tenido éxito deben revisarse con el objetivo de implementarlas de forma más generalizada en la organización. De esta manera, se aprovechan los conocimientos adquiridos para planificar acciones adicionales y proseguir con el ciclo de mejora continua.

Si, por el contrario, el cambio no ha funcionado, la empresa deberá repetir el ciclo PDCA partiendo de un enfoque diferente. 

En cualquier caso, los datos recopilados durante el proceso pueden revelar información inesperada a partir de la cual sea posible identificar nuevas oportunidades de mejora.

¿Cuáles son los beneficios del método Kaizen?

Gracias a la metodología Kaizen, las compañías aplican la mejora continua en aquellas actividades que generan valor añadido para sus clientes, eliminan las ineficiencias y dan paso a un lugar de trabajo más productivo. Algunos de los beneficios del método Kaizen son:

Aumento de la productividad

Eliminar los desperdicios, fomentar la participación de los empleados a la hora de aportar ideas para mejorar los procesos, o garantizar la seguridad, la limpieza y el orden en el entorno laboral. Todas estas acciones conducen a un aumento de la productividad en las organizaciones. 

Mayor eficiencia en el uso de los recursos

El método Kaizen ayuda a acortar los ciclos de producción y a mejorar el rendimiento de las compañías mediante la optimización de los recursos existentes. En ningún caso se trata de aumentar la inversión en personal, tiempo, material o en consumo energético, sino en conseguir pequeñas mejoras de forma continua, reduciendo el despilfarro y simplificando al máximo los procesos.

Mejora de la calidad y del nivel de satisfacción de los clientes

La esencia de la metodología Kaizen consiste en generar valor para el cliente final y, para conseguirlo, es muy importante no perder de vista la calidad. En este sentido, buscar de manera continua la mejora de los procesos, así como la reducción de defectos, retrabajos, reclamaciones y devoluciones, es clave para satisfacer e incluso superar las expectativas de los consumidores: precios más competitivos, entregas a tiempo, productos de mayor calidad, etc.

Reducción de costes

Implementar la mejora continua en una organización trae consigo un ahorro considerable de costes a largo plazo. Cuando las empresas son capaces de aumentar la productividad, reducir los desperdicios, ofrecer productos y servicios de calidad, y frenar la rotación de personal, obtienen grandes beneficios para su cuenta de resultados. 

Mapex, un aliado en el proceso de mejora continua de las empresas industriales

Los procesos de mejora continua sólo tienen sentido cuando las compañías pueden medir y evaluar el impacto real de las iniciativas que llevan a cabo. En Mapex les ayudamos a cumplir este objetivo gracias a la captura automatizada de datos en planta.

Con el sistema MES, las empresas industriales son capaces de impulsar aún más la metodología Kaizen: la plataforma les ofrece visibilidad en tiempo real de lo que sucede en la fábrica; les permite hacer un seguimiento fiable de las acciones y corregir las decisiones tomadas con mayor agilidad, y les descubre nuevas oportunidades de mejora continua.  

Además, el software simplifica el análisis y la elaboración de informes. Mapex genera cuadros de mando con los KPI más relevantes para que los responsables de los diferentes departamentos puedan ver si se están cumpliendo los objetivos de mejora continua y de qué manera los cambios impactan en la productividad, el rendimiento y la rentabilidad de la empresa. Todo ello sin desperdiciar tiempo en recopilar y procesar la información de manera manual.

La herramienta MES también está pensada para involucrar al operario en el viaje hacia la mejora continua y fortalecer su compromiso con la organización. A través del uso de Mapex, los trabajadores son capaces de ejecutar correctamente el plan de acción, dedicarse a tareas de mayor valor añadido, identificar fallos en tiempo real y realizar sugerencias de mejora.

Para más información sobre cómo podemos ayudarte a abordar el proceso de mejora continua en tu empresa industrial, rellena nuestro formulario de contacto y solicita una demostración

Más artículos
Mitos sobre la implementación de un sistema MES

Mitos sobre la implementación de un sistema MES

¿Quieres implementar un sistema MES en tu fábrica, pero aún tienes dudas? A continuación, desmentimos cinco ideas equivocadas acerca de la puesta en marcha de este tipo de software industrial. Para ser más competitivas y eficientes, las empresas industriales deben...

leer más
mapex symbol

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe contenido de valor sobre sistemas MES, transformación digital e Industria 4.0.