5 indicadores para medir la gestión del mantenimiento industrial en tu fábrica

Seguro que uno de tus propósitos para 2023 es aumentar la eficiencia y la productividad de tu fábrica y, sobre todo, reducir costes. Para que puedas lograr tu objetivo, en este artículo destacamos algunos KPIs de mantenimiento industrial que no deberías perder de vista.

Para potenciar la eficiencia y el rendimiento de una planta de producción es imprescindible contar con un buen plan de mantenimiento industrial. La gestión de este departamento es tan importante que puede llegar a determinar el éxito o el fracaso a largo plazo de una fábrica.

No hay que olvidar que las actividades de mantenimiento juegan un rol clave a la hora de asegurar el correcto funcionamiento de los equipos, garantizar la calidad de la producción, evitar los temidos paros en la línea de fabricación y reducir al máximo los costes innecesarios.

Llegados a este punto, ¿de qué manera un responsable de Mantenimiento puede saber si está realizando o no un buen trabajo? Como viene siendo habitual, la respuesta a esta pregunta la tienen los datos. Recuerda que es imposible optimizar ningún proceso a menos que dispongas de información fiable y en tiempo real para orientar tus decisiones.

KPIs más importantes para la gestión del mantenimiento industrial

En artículos anteriores ya hablamos de las cualidades de un GMAO y de los beneficios que puede aportar esta herramienta a una empresa industrial, así como de los motivos por los que vale la pena adoptar una actitud más proactiva y destinar más recursos a impulsar el mantenimiento preventivo.

Ahora es el turno de los KPIs de mantenimiento industrial. Nosotros hemos hecho una selección de cinco indicadores que consideramos imprescindibles. Gracias a su monitorización, las organizaciones serán capaces de detectar sus principales debilidades y llevar a cabo acciones adecuadas de mejora continua.

1. Tiempo medio entre fallos (MTBF)

El tiempo medio entre fallos (MTBF) mide el tiempo medio de funcionamiento de los equipos entre averías y/o paradas. Calculado en horas, el MTBF ayuda a las empresas a conocer la disponibilidad de sus equipos y a saber si tienen problemas de funcionamiento.

Llevar un registro del MTBF de cada equipo, especialmente de aquellos que operan de manera continua, es fundamental para poder planificar eficazmente las actividades de mantenimiento preventivo y, como resultado, aumentar su vida útil y reducir al máximo el número de paros no programados.

2. Tiempo medio de reparación (MTTR)

El tiempo medio de reparación (MTTR) es el tiempo medio que el personal de mantenimiento tarda en diagnosticar, reparar y poner en marcha un equipo tras una avería.

Realizar un seguimiento de este KPI ayuda a las empresas a mejorar su capacidad y velocidad de respuesta y a reducir las pérdidas de disponibilidad causadas por las reparaciones. De hecho, minimizar los valores MTTR de los equipos es un paso más hacia la maximización de la productividad en la fábrica.

3. Backlog de mantenimiento

Este indicador es un promedio expresado en horas que cuantifica el tiempo necesario para realizar todas las operaciones de mantenimiento pendientes: preventivos, correctivos, etc.

Por lo general, es aceptable tener un cierto volumen de trabajo atrasado. Los problemas surgen cuando la carga de actividades de mantenimiento es inasumible y las tareas descuidadas acaban provocando más averías y aumentando el tiempo de inactividad.

Para gestionar eficazmente el backlog, es necesario tener bajo control todo el trabajo de mantenimiento y establecer un calendario de ejecución de tareas de acuerdo con criterios como el uso, el índice de averías o el tiempo y coste de mantenimiento de cada equipo.

4. Porcentaje de mantenimiento planificado (PMP)

El porcentaje de mantenimiento planificado (PMP) es un indicador que describe la cantidad total de tiempo empleado en tareas de mantenimiento programado.

Se aconseja que en torno al 85% del tiempo de mantenimiento se destine a actividades planificadas. Si una empresa focaliza sus esfuerzos en tareas no programadas o de urgencia, lo más seguro es que su PMP sea inferior al recomendado y tenga que poner en marcha acciones de mejora para revertir esta situación.

5. Índice de cumplimiento de mantenimiento preventivo (PMC)

El índice de cumplimiento de mantenimiento preventivo (PMC) es una métrica que expresa cuántas tareas de mantenimiento preventivo programadas se han completado durante un período determinado.

Este KPI sirve de referencia para evaluar la eficacia de los planes de mantenimiento preventivo de una organización e indica hasta qué punto se cumplen estos programas. Una tasa alta tendría que ser sinónimo de tranquilidad (y de que el PMP y la ratio de disponibilidad serán también elevadas). Por el contrario, un PMC inferior al 90% debe preocuparnos y motivarnos a revisar nuestros planes de mantenimiento preventivo.

Si el contenido de este artículo te ha parecido interesante y quieres saber cómo podemos ayudarte a monitorizar los principales KPIs de mantenimiento industrial, echa un vistazo a las características del GMAO de Mapex y no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo.

Más artículos
mapex symbol

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe contenido de valor sobre sistemas MES, transformación digital e Industria 4.0.