Mitos sobre la implementación de un sistema MES

¿Quieres implementar un sistema MES en tu fábrica, pero aún tienes dudas? A continuación, desmentimos cinco ideas equivocadas acerca de la puesta en marcha de este tipo de software industrial.

Para ser más competitivas y eficientes, las empresas industriales deben incorporar el uso de las nuevas tecnologías en sus fábricas. Si, además, su principal objetivo es obtener información en tiempo real para ganar visibilidad y transparencia en sus procesos productivos, la herramienta que necesitan es un sistema MES.

La mayoría de ejecutivos y gerentes saben (o al menos intuyen) que la implementación de este tipo de software es el primer paso para avanzar hacia la transformación digital y la mejora continua de sus plantas de producción. Esto, pero, no quiere decir que estén lo suficientemente seguros como para dar el paso y contactar con un proveedor de soluciones MES como Mapex.

Por lo general, los temores que suelen frenar esta decisión están basados en ideas equivocadas. En este artículo, desmentimos cinco mitos sobre la implementación de un sistema MES. 

5 ideas erróneas acerca de la puesta en marcha de un sistema MES

1. “Sólo las grandes empresas industriales necesitan un sistema MES”

Reducir costes operacionales, detectar ineficiencias y mantener satisfechos a los clientes no son desafíos específicos de las grandes compañías industriales. Es por este motivo que un sistema MES es una solución dirigida a todo tipo de empresas que realizan operaciones de fabricación, independientemente de su tamaño y del sector al que pertenezcan.

Aunque las grandes empresas siempre contarán con más posibilidades y recursos para emprender un proyecto de digitalización, las pymes también pueden beneficiarse de la puesta en marcha de una solución MES en sus fábricas.

Sólo con la implementación de un software de control de la producción como MapexPM, muchas pymes son capaces de pasar del papel a un sistema de captura de datos totalmente automatizado; conocer el estado de las órdenes de fabricación en tiempo real y detectar cualquier desviación; potenciar la eficiencia global de sus plantas de producción, y estandarizar procesos.

Además, si se decantan por proveedores especializados en soluciones MES como Mapex, las pequeñas y medianas empresas no tienen por qué abordar el proyecto solas; por el contrario, cuentan con el acompañamiento de expertos en cada una de las etapas, desde el diseño funcional y técnico hasta el despliegue del software en todos sus centros de trabajo.

2. “La implementación de un sistema MES es un proceso complejo y poco rentable”

En primer lugar, la implementación de un sistema MES es un proceso gradual: la mayoría de empresas industriales optan por probar el software en una línea piloto de producción para reducir al máximo los riesgos.

De hecho, clientes de Mapex como Delta Tecnic valoran esta estrategia de forma muy positiva. “Implementamos la solución en una línea piloto, algo que nos permitió ver todos los gaps que durante la fase de diseño obviamos o no definimos perfectamente. Fue una etapa muy importante del proyecto, durante la cual también obtuvimos una mejora de la productividad del 10%”, afirma Andreu Carol, responsable de planta de la empresa.

ICM es una de las empresas con las que hemos colaborado que destaca la rapidez con la que empezaron a ver los primeros resultados y pudieron continuar con el despliegue de la solución. Según reconoce su gerente de Sistemas de Información, Víctor M. Ropero, “una vez aprobado el piloto sólo tuvimos que esperar unos cuantos días para operar en el resto de la planta de la misma forma”. 

Si bien es cierto que son proyectos que requieren una inversión considerable y la implicación total de la organización para identificar necesidades y áreas de mejora, se trata de una solución que se amortiza a corto plazo, ya que permite detectar las ineficiencias de los procesos productivos.

El caso de éxito de Solera es un buen ejemplo del beneficio de invertir en un sistema MES. Gracias a la puesta en marcha de Mapex, esta empresa especializada en el proceso de inyección de plástico ha reducido en un 5% los costes de personal sobre la facturación de la compañía en tres años.

3. “La gestión del cambio será un proceso largo y traumático para la organización”

Uno de los alicientes de sistemas MES como el de Mapex es que cuentan con una interfaz amigable, intuitiva y fácil de usar. Es por eso que, con una preparación adecuada, las organizaciones pueden vencer la resistencia y los temores iniciales de los trabajadores a la solución.

En la mayoría de ocasiones, los operarios y, sobre todo, los supervisores acaban poniendo en valor la herramienta, ya que aumenta la transparencia, la fiabilidad y la eficiencia de todos los procesos y decisiones que tienen lugar en la fábrica.

Para acabar con estos mitos sobre la implementación de un sistema MES, contamos con el ejemplo de dos empresas que trabajan con Mapex:

  • “Antes del arranque, definimos un equipo de key users por área y les formamos de manera intensiva. También involucramos a los líderes de áreas y turnos en el desarrollo del proyecto para simplificar la gestión posterior. Con una buena planificación, el cambio fue fácil y rápido”, explica Juan Agüera, director de TIC de Walki Plasbel.
  • “Convencimos a los que recepcionaban la información de que los datos que se estaban obteniendo a través de Mapex eran mucho mejores de los que ellos tenían en papel. Finalmente, les gustó la herramienta, porque vieron que les ahorraba mucho tiempo y esfuerzo en el proceso de reporte”, señala Rafael Calatayud, jefe de Proyectos de IT en SPB Global.

4. “Si ya tenemos un ERP, no necesitamos un sistema MES”

Un ERP controla los procesos de gestión empresarial, pero no ofrece información en tiempo real sobre el estado y la evolución de los procesos de producción, actividades de mantenimiento, planes y controles de calidad, etc.

El sistema MES, por el contrario, sí que está pensado para cubrir estas necesidades. Este tipo de software permite que las empresas industriales digitalicen la captura de los datos en planta, para que puedan consultarlos en cualquier momento y de forma instantánea.

Las soluciones MES envían al ERP en tiempo real los consumos y producciones de materias primas, auxiliares y productos semiterminados y terminados, para cada orden de fabricación y según el Bill of Materials (BOM), así como las horas de operario directas, asociadas a órdenes de trabajo y productos concretos, e indirectas.

Gracias a la capacidad de integración del MES con el ERP, las empresas reducen los cálculos teóricos de consumos de materiales y, por tanto, los ajustes de stocks dentro del ERP; disponen de manera inmediata de las horas directas e indirectas para los cálculos de costes de producción, y tienen una visibilidad real del Work in Process (WIP).

En este sentido, y desde la perspectiva de la Industria 4.0, tanto el modelo ISA-95 como MESA International hacen hincapié en la integración del ERP y el MES, y en las ventajas que trae consigo que los sistemas corporativos e industriales cooperen, coexistan y se complementen en lugar de competir.

5. “El sistema MES es una solución poco flexible, que no es capaz de adaptarse rápido a las necesidades específicas de mi empresa”

La mayoría de sistemas MES son soluciones modulares y escalables, que crecen junto con la empresa para garantizar una visión global de todos sus procesos. 

En concreto, la plataforma Mapex está formada por siete módulos que cubren todas las áreas de la fábrica: Producción, Calidad, Trazabilidad, Mantenimiento, IoT, Secuenciador y Business Intelligence. De esta manera, nuestros clientes amplían el sistema MES en función de sus necesidades, sin tener que implementar soluciones aisladas con nuevas interfaces. 

Además, en el caso de Mapex, hablamos de una plataforma de código abierto y customizable, en la que los departamentos internos de IT pueden implementar personalizaciones sobre la funcionalidad estándar. Se trata de una característica muy valorada por la gran mayoría de las empresas con las que colaboramos y que permite que las compañías puedan realizar pequeños cambios sin la ayuda del proveedor.

Si quieres ir más allá y resolver dudas concretas sobre los beneficios de la implementación de nuestro sistema MES en tu fábrica, contacta con el equipo comercial de Mapex a través de este formulario.

Más artículos
mapex symbol

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe contenido de valor sobre sistemas MES, transformación digital e Industria 4.0.