Sostenibilidad y ahorro en la fábrica: 3 maneras para ser más competitivos y eficientes

Aumento histórico de los costes de la energía y de la materia prima, nuevas normativas sobre sostenibilidad y fuertes competidores como China o Turquía. Las empresas industriales europeas se enfrentan a un contexto en el que cada vez es más complicado mejorar o incluso mantener la rentabilidad de sus negocios. A continuación, vemos cómo la digitalización y la apuesta por tecnologías como el sistema MES de Mapex pueden ayudarles a ganar esta partida.

La inflación y el impacto de la guerra de Ucrania llevan meses poniendo en jaque al tejido industrial europeo. Todos los sectores, en mayor o menor medida, están sufriendo la escalada de precios de la energía y de la materia prima hasta el punto de que algunas compañías se han visto obligadas a detener parcial o totalmente su producción.

A esta situación se le suma la creciente preocupación por el cambio climático. No aplicar medidas para reducir la huella de carbono y optimizar el uso de los recursos naturales puede salir muy caro: sanciones económicas asociadas al incumplimiento de la legislación, problemas de imagen y de reputación de marca, pérdida de clientes y socios, etc.

En Mapex queremos ayudarte a superar estos desafíos y es por este motivo que nuestra plataforma MES incorpora herramientas para controlar los consumos energéticos en tiempo real, acabar con el despilfarro de materia prima y eliminar el uso de papel en la planta de producción.

Sistema MES para fabricar de forma más sostenible y económica

1. Conoce al detalle y en tiempo real los consumos energéticos

En la mayoría de los casos, las empresas industriales son incapaces de conocer de manera detallada y en tiempo real cuánta electricidad, agua o gas consumen en sus instalaciones. A su vez, sin esta información es imposible identificar el potencial de optimización y aplicar acciones de mejora continua eficaces para reducir el gasto energético.

Con una solución MES como Mapex, que incorpora tecnología IoT, las organizaciones pueden saber en todo momento cuál es el consumo energético real (y no teórico) de cada máquina, orden de fabricación y/o producción de una referencia en concreto.

Aparte de esta monitorización en tiempo real, el sistema emite una alerta cuando el consumo energético sobrepasa el límite establecido o cuando hay máquinas que no están produciendo, pero que por algún motivo siguen consumiendo electricidad (descuido del operario, mal mantenimiento, equipos obsoletos, etc.).

El principal beneficio de implementar este tipo de software es disponer de información muy valiosa para detectar de forma ágil las malas prácticas, aprovechar al máximo cualquier oportunidad de ahorro y poner en marcha iniciativas de sostenibilidad para reducir las emisiones de dióxido de carbono.

Además, gracias al sistema MES, las compañías pueden vincular el uso de la energía con los procesos que se ejecutan en la planta de producción y conocer con precisión lo que cuesta fabricar cada producto.

Argal es una de las empresas industriales a las que hemos ayudado a controlar y reducir su consumo energético.

2. Reduce el despilfarro de materia prima

En los últimos meses, el precio de muchas materias primas ha aumentado considerablemente, como se puede observar en el siguiente gráfico elaborado por Statista con datos de la OCDE.

La crisis de suministro y el alza del coste de estos productos ha obligado a muchas compañías a optimizar el uso de los recursos y a perseguir la máxima calidad en todos sus procesos de producción.

En esta línea, si lo que quieren es lograr una fabricación cero defectos a la primera, las empresas industriales deben implementar el método Kaizen: una filosofía de trabajo que apoya los cambios continuos e incrementales en los procesos productivos para alcanzar la excelencia operacional.

Ahora bien, este camino hacia la mejora continua sólo tiene sentido cuando las compañías pueden medir y evaluar el impacto de sus iniciativas con información fiable obtenida directamente de la planta de fabricación en tiempo real.

Un sistema MES como Mapex les permite capturar de forma automática estos datos y…

  • Detectar a tiempo las no conformidades, identificar su causa raíz y aplicar medidas correctivas para evitar los retrabajos.
  • Averiguar por qué ciertos procesos generan un scrap excesivo y perfeccionar y estandarizar los métodos de producción para reducir al máximo el gasto innecesario de materia prima.
  • Gestionar de forma eficiente el aprovisionamiento de materia prima a la planta de producción y tener una visibilidad en tiempo real del inventario para prevenir el sobrestock.

3. Elimina el uso del papel en el entorno de producción

Por último, y no menos importante, una solución MES también es fundamental para abandonar el uso del papel en la fábrica y, como resultado, ahorrar costes, ser más eficientes e impulsar una iniciativa totalmente ligada a la protección del medio ambiente.

Eliminar el papel no es una tarea nada fácil para muchas empresas industriales, sobre todo para aquellas que aún no han iniciado su proceso de transformación digital. Sin embargo, ya sea sólo por el incremento anual del precio del papel (que actualmente se sitúa en el 2,5%), vale la pena iniciar esta transición.

Además, optar por una fábrica paperless reporta múltiples beneficios a las organizaciones. Como explicamos en este artículo, gracias a la digitalización de los documentos, las empresas ahorran espacio de almacenamiento; evitan los errores y la pérdida de información importante; acceden de forma más rápida a los datos, y contribuyen a cuidar el planeta (cada kilo de papel producido equivale a 3,3 kg de CO2).

Si estos argumentos te han convencido y quieres saber cómo podemos ayudarte a controlar los consumos energéticos, optimizar el uso de la materia prima y/o eliminar el uso del papel en tu fábrica, ponte en contacto con nosotros

 

Más artículos
mapex symbol

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe contenido de valor sobre sistemas MES, transformación digital e Industria 4.0.