Fábrica ‘paperless’: beneficios de eliminar el papel en la industria

Una fábrica paperless o fábrica sin papel es más eficiente, productiva y sostenible que una planta de producción que opta por imprimir y almacenar toda la documentación que genera. En este artículo, repasamos los beneficios de la digitalización de los documentos para una empresa industrial en su camino hacia la smart factory.

Una de las características principales de una smart factory es la eliminación del uso del papel en la planta de producción. Digitalizar la documentación aporta una mayor flexibilidad, reduce el riesgo de errores vinculados con la manipulación manual de los datos, y permite que las organizaciones puedan ahorrar tiempo, esfuerzo y dinero.

Con todo, pese a que el concepto y los beneficios de la fábrica paperless o fábrica sin papel son ya de sobra conocidos en los entornos industriales, sólo algunas empresas se han lanzado a digitalizar su documentación. Principalmente, el miedo al cambio y las dudas a la hora de escoger el software adecuado provocan que esta transición del papel a la pantalla se retrase.

Sin embargo, las empresas industriales deben tener claro que el futuro de la manufactura será paperless o no será. La pandemia del coronavirus y la entrada de los nativos digitales en el mercado laboral han acelerado esta tendencia: se prevé que, en 2024, la mitad del trabajo en las fábricas se realizará a distancia.

Las 6 ventajas de la digitalización de documentos en una smart factory

Uno de los retos de las organizaciones para acometer con éxito su transformación digital es eliminar por completo el papel de la planta de producción. A continuación, destacamos los principales beneficios de implementar una estrategia paperless en la industria manufacturera.   

1. Mejora de la productividad y de la eficiencia operativa

El uso del papel en la fábrica impide que las empresas puedan centrar su tiempo y recursos en tareas de valor añadido. Por el contrario, apostar por un enfoque paperless triplica la capacidad de procesamiento de datos de la organización, aumenta la productividad hasta en un 50% y disminuye los gastos de almacenamiento de la información en más de un 80%.    

Además, la digitalización de los documentos permite que las compañías aumenten su eficiencia operativa con una reducción de las horas extraordinarias y de los costes laborales por trabajador. 

2. Automatización de los procesos industriales

Las fábricas paperless que gestionan su documentación con la ayuda de plataformas como un sistema MES son capaces de acelerar todos sus procesos de aprobación y detectar los errores de forma inmediata. Por ejemplo, en el caso de que surja un problema de calidad, el software se encarga de identificar rápidamente el fallo y de alertar a los operarios en tiempo real para que el impacto sea mínimo.

Los fabricantes que prescinden del papel no sólo agilizan las operaciones de producción y entregan sus pedidos a tiempo, sino que también minimizan las no conformidades, los desechos y los retrabajos. Esto garantiza la buena reputación de la empresa y la satisfacción y fidelidad de los clientes.

3. Control y visibilidad total de la fábrica paperless

Las fábricas paperless cuentan con la ventaja de que pueden consultar todo tipo de información relacionada con la planta de producción en cualquier momento y lugar. Además, como los datos se actualizan en tiempo real y son totalmente fiables, las decisiones pueden tomarse de forma mucho más rápida, con conocimiento de causa y dejando a un lado las intuiciones personales. 

Gracias al uso cada vez más extendido de los dispositivos móviles y las tabletas en los entornos industriales, en una fábrica sin papel los operarios también pueden consultar la documentación vigente, registrar datos o notificar una incidencia cuando quieran, aunque se vayan desplazando de un lado al otro del área de producción. 

Asimismo, es mucho más fácil analizar la información almacenada en plataformas como Mapex que buscar entre pilas de documentos. Una de las grandes ventajas de estas soluciones es que ofrecen la posibilidad de visualizar los datos mediante históricos, informes y gráficos para detectar tendencias y/o analizar períodos concretos.

Por último, las fábricas paperless fomentan la colaboración dentro de la organización. No es lo mismo compartir un documento digitalizado entre varias personas que tener que trabajar con copias en papel.  

4. Captura automatizada de datos y eliminación del error humano 

Una fábrica sin papel incorpora el uso de herramientas digitales como los sensores para capturar conjuntos de datos específicos y transmitirlos automáticamente a una unidad de almacenamiento. Con este proceso, se elimina el error humano, alcanzando una tasa de precisión del 99,99%, y se reduce de forma drástica el tiempo de procesamiento de los datos.

Recopilar información fiable es especialmente importante para aquellas empresas industriales que están sometidas a un cumplimiento normativo muy estricto. Poder acceder de manera rápida y precisa a la documentación es clave cuando hay que responder ante una auditoría de calidad o una reclamación de un cliente.

5. Fábricas más sostenibles

Rentabilidad, Industria 4.0 y sostenibilidad pueden ir de la mano y las fábricas paperless son el mejor ejemplo de ello. Aparte de reportar múltiples beneficios económicos a las empresas, eliminar el papel en la planta de producción también abre las puertas a una manera de trabajar más respetuosa con el medio ambiente. 

Gracias a la digitalización de los documentos, las compañías pueden prescindir de un material que impacta de manera muy negativa en el planeta: para fabricar papel se consumen grandes cantidades de agua y energía, y es una de las actividades industriales que más dióxido de carbono emite (3,3 kg de CO2 por cada kilo de papel producido).

6. Seguridad garantizada

Las fábricas pueden llegar a ser entornos bastante hostiles con el papel y es por eso que muchas empresas industriales deciden digitalizar su documentación. Protegerla y evitar que sea destruida o dañada es uno de los principales motivos por los que las compañías prefieren almacenar toda la información en sistemas informáticos.

Es una inversión rentable a largo plazo, ya que perder cualquier documento relacionado con el cumplimiento de normativas o regulaciones puede conllevar graves consecuencias para la organización. Con esta estrategia de almacenamiento, las fábricas paperless también controlan quién puede acceder a la información, garantizando la confidencialidad de las operaciones.

Mapex, la solución para eliminar el papel de tu fábrica

Con el sistema MES de Mapex, nuestros clientes han conseguido eliminar o reducir al máximo el papel de sus plantas de producción. Gracias a este cambio, son capaces de gestionar y visualizar toda la documentación en línea para tomar decisiones en tiempo real.

Mapex sustituye los sistemas tradicionales basados en papel, aumentando la visibilidad y transparencia de los procesos y eliminando la necesidad de registrar manualmente los datos. De esta manera, el sistema MES libera a los operarios de tareas que no aportan valor añadido y ayuda a introducir mejoras en la gestión operativa de la empresa. 

Para saber más sobre los beneficios de la fábrica sin papel y averiguar cómo podemos ayudarte a digitalizar la información de tu empresa industrial, contacta con nuestro equipo comercial y solicita una demostración de nuestro sistema MES.  

Más artículos
mapex symbol

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe contenido de valor sobre sistemas MES, transformación digital e Industria 4.0.